Los problemas habituales al entrar o salir de los edificios comunitarios son sin duda las caidas por problemas con el suelo deslizante o poca adherencia que provoca caidas constantes y lesiones a los usuarios. La forma de evitar riesgos de caídas y resbalones es aumentando la seguridad con una aplicación antideslizante en suelos, rampas y escaleras y en todas las zonas de peligro de la comunidad.
Señalizar y aplicar tratamiento antideslizante con nuestros productos especialmente indicados y respetando al máximo las características estéticas del pavimento actual.
Solicítenos una demostración sin compromiso…